América Latina 2021: un largo camino hacia la recuperación

El año pasado, COVID-19 afectó económicamente a América Latina con más fuerza que a cualquier otra región, con una contracción del producto interno bruto del 7%. Más aguda que la crisis financiera mundial de 2008-09. La débil resiliencia económica tras años de bajo crecimiento y problemas estructurales antes de la pandemia pesará sobre la recuperación en toda la región y reducirá la capacidad de los países para absorber futuras conmociones económicas. Se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) regional vuelva al nivel anterior de la pandemia para finales de 2022, lo que se traduciría en tres años perdidos en materia de crecimiento.

Para 2021, el informe de mercado de América Latina del Swiss Re Institute pronostica que el crecimiento del PIB en la región se recuperará 5% en 2021.

El sector asegurador en América Latina – y a nivel mundial – ha sido más resiliente a la pandemia de lo que se anticipaba. El informe prevé un crecimiento de 4.4% de las primas reales de la región en 2021, luego de haberse contraído 3.4% en 2020. Se espera un repunte al 3.6% de crecimiento en las primas de Vida y Salud (L&H) en la región en 2021 tras una caída de 4.1% en 2020. Una mayor conciencia del riesgo apoyaría la demanda del producto asegurador, en particular de los productos de protección de riesgos de mortalidad. El Swiss Re Institute también espera una fuerte recuperación en Propiedad y Daños (P&C), incluidas las primas de líneas especializadas, a un crecimiento del 6.8% en 2021 (vs -4.1% en 2020). En gran parte, serán impulsadas por el endurecimiento en los precios de las líneas comerciales.

  • Se estima que el PIB de Colombia aumente 5.4% en 2021 y 4.1% en 2022, tras una contracción de 6.8% en 2020, la primera caída en más de dos décadas. La mejora en la demanda interna y un estímulo monetario significativo respaldarán la recuperación. El reciente aumento de los precios del petróleo (la principal exportación del país) es un buen augurio, mientras que la mejora del mercado laboral impulsará los ingresos de los hogares. Sin embargo, el creciente número de casos de COVID-19, las renovadas restricciones de movilidad desde principios de año, combinadas con un retraso en el despliegue de la vacuna y la reciente conmoción social, podrían retrasar la recuperación.
  • Con expectativas de inflación bien ancladas y una actividad económica aún débil, es probable que el banco central mantenga las tasas sin cambios en 1.75% en el corto plazo. Pero unas condiciones financieras mundiales más estrictas podrían desencadenar alzas tempranas para evitar grandes salidas de capital.
  • Prevemos que las primas totales (P&C y L&H) se expandirán 5.2% en términos reales en 2021 y 5.7% en 2022, tras una recuperación de la actividad económica y la demanda de seguros.

Tags

Descargue la publicación