Tendencias del seguro de responsabilidad civil en Latinoamérica

Octubre de 2012 - El seguro contra daños sigue siendo una categoría en desarrollo en Latinoamérica, una que no se entiende bien y de la que tampoco se habla mucho. En un intento por arrojar ciertas luces sobre esta área, BNamericas analizó las últimas tendencias en la industria regional con Guillermo Eslava, suscriptor de responsabilidad civil de Swiss Re.

BNamericas: ¿Cuáles son los principales problemas que afectan a las primas de responsabilidad
civil en Latinoamérica?

Eslava: Como industria, tenemos que seguir trabajando para demostrar los beneficios del seguro
de responsabilidad civil para cubrir la exposición a daños a terceros. Responsabilidad civil es una
línea de negocio que continúa desarrollándose en Latinoamérica, pero la penetración de los
seguros y las tarifas siguen siendo relativamente bajas.

Además, debido a una falta en la conducta litigiosa -aunque esto va en aumento- ciertas lesiones
y eventos siguen pasando desapercibidos para el público. Sin embargo, la situación está
cambiando poco a poco.

Otras líneas de negocios de responsabilidad civil, como E&O (médicas y no médicas) y D&O,
están registrando una creciente demanda en algunos países donde se han presentado casos más
grandes, y esto ha creado mayor conciencia en las clases de consumidores, por ejemplo, con lo
que ocurrió con [el minorista] La Polar en Chile.

En industrias específicas, hemos visto peticiones para aumentar los límites del seguro cuando la
exposición es de cola más larga. Además, a pesar de que el marco jurídico todavía tiene un largo
camino por recorrer en términos de reconocer las sumas de indemnización para la víctima o sus
descendientes, algunos fallos han reconocido daños que hace algunos años eran inimaginables. A
modo de ejemplo, daños adicionales para el dolor y el sufrimiento -no tradicionales- están
empezando a concederse en algunas legislaciones. Esto nos lleva a pensar que en el futuro habrá
constantes aumentos en la severidad y la frecuencia de los siniestros de responsabilidad civil.
Sin embargo, el consumidor promedio todavía se centra en la compra de póliza de propiedad -si
es que adquiere alguna- para su casa, y no se preocupa tanto por los daños que pudieran infligirse
a los demás, ya sea a la propiedad de estos o a posibles daños físicos. Es decir, el potencial de
responsabilidad civil para terceros.

BNamericas: ¿De dónde provendría el crecimiento? ¿De aumentos de precios, de la expansión
de redes a nuevas áreas o de una mayor penetración en los mercados existentes? ¿Qué determinará esto?

Eslava: Un aumento de precios definitivamente no es la principal fuente de expansión de la
línea. Tenemos que continuar educando a las aseguradoras de manera que sean conscientes de
los riesgos que potencialmente las asocian con responsabilidades civiles de terceros. Este es un
esfuerzo continuo que la industria debe continuar. Además, es probable que en los países donde
el desarrollo y el crecimiento son más altos que el promedio, los siniestros no solo sean
presentados por los locales sino también por los extranjeros que están expuestos a los productos
vendidos en el exterior, entre otros ejemplos.

BNamericas: ¿Es Latinoamérica diferente de otros mercados, o es una cuestión de desarrollo de
los mercados y aumento de la penetración?

Eslava: Latinoamérica sigue siendo un mercado emergente, no solo para la responsabilidad civil
sino también para la industria de seguros en general. En responsabilidad civil, sin embargo,
enfrentamos la necesidad de aumentar la conciencia de los consumidores. Si nos fijamos en el
negocio de propiedad, es una línea que se promueve a través de eventos catastróficos que
conducen al consumidor a querer proteger sus activos.

Sin embargo, en responsabilidad civil, la historia es diferente. Todavía no hemos llegado a un
punto donde los casos de responsabilidad civil sean capaces de generar conciencia entre los
consumidores.

BNamericas: ¿Cuán importantes son los sectores de propiedad y daños para Swiss Re?

Eslava: Propiedad y daños da cuenta de casi la mitad de los ingresos por primas de Swiss Re.
Los mercados desarrollados como EEUU llevan la delantera para hacer que esto ocurra. Sin
embargo, China desempeña también un papel importante con soluciones automotrices que se
crearon debido a las regulaciones de solvencia.

Con el tiempo, el negocio de daños en Latinoamérica, por el contrario, contribuirá más bien
como una consecuencia de nuestra estrategia actual y la mayor penetración de mercado, aunque
también por nuestro apetito por la responsabilidad profesional y nuestro compromiso de seguir
liderando el desarrollo de nuevos productos.

BNamericas: ¿Qué segmentos del seguro contra daños han experimentado el mayor crecimiento
en Latinoamérica en los últimos años y qué segmentos debieran crecer más en los próximos
años?

Eslava: La rama automotriz está siendo el principal motor en Latinoamérica si se incluyen los
daños a terceros, así como el daño en el vehículo propio. Sin embargo, si sacamos la rama
automotriz de la ecuación, responsabilidad general continúa encabezando las actuales primas de
daños.

Es difícil decir cuál será el nuevo motor de crecimiento en los años siguientes, pero creemos que
la responsabilidad ambiental jugará un papel clave. Automóviles seguirá impulsando las primas
con productos más complejos y mejorados. También hay espacio para el crecimiento en la
responsabilidad profesional, pero a un ritmo más lento que el anterior.

BNamericas: ¿Cuáles han sido las tendencias en los últimos años en lo que respecta a la
rentabilidad de las líneas de seguros contra daños en Latinoamérica? ¿Qué tendencia se puede
prever para los próximos años?

Eslava: Las tarifas han ido bajando y la base de exposición se ha estado incrementando. Si se
combina esto, se tiene un doble efecto negativo que se traduce no solo en menos primas, sino también en más exposición que antes. Las empresas que hacen un seguimiento de estos cambios
son capaces de reaccionar mejor a los cambios del mercado y, por tanto, tienen una mejor gestión
de la cartera.

Dos ejemplos: Desde la perspectiva de daños, la responsabilidad civil de propietarios sigue
siendo un negocio rentable. Los casos de gravedad no son comunes y la frecuencia está bien
manejada por las compañías de seguros. Por otro lado, el negocio comercial continúa estando
más expuesto y tiene una fuerte competencia que sigue reduciendo los precios. Las compañías de
seguros tendrán que realizar un seguimiento de todos los segmentos, y recordar que daños es un
negocio de cola larga a la hora de considerar la rentabilidad de la línea.

BNamericas: ¿Considera que el panorama regulatorio apoyará las operaciones de seguros en
Latinoamérica? ¿Existen áreas que podrían mejorarse?

Eslava: Al responder solo por daños, yo diría que el panorama es el adecuado. Por supuesto,
siempre hay espacio para mejorar, pero sin duda la agenda política tiene sus prioridades.
Vemos cada vez más regulaciones que promueven los derechos de los consumidores. Esto anima
a los consumidores a conocer sus derechos y ser conscientes de su derecho a reclamar cuando las
cosas no salen como el fabricante pensó que lo harían. Hemos visto casos en que si una empresa
tiene una determinada actividad, es obligatorio contratar protección ambiental (aún no en la
cantidad deseada, pero por lo menos es un primer paso).


Mantenerse a flote – El riesgo...

"Mi negocio se inundó cinco veces. En 2012, yo estaba en el local cuando el agua entró. Me paré sobre una mesa, con la caja registradora en la mano y la mirada en la mercancía que flotaba por todo el...

Read the whole story

Un estudio sigma de Swiss Re afirma...

25 de febrero de 2015 - Aumenta la demanda y las expectativas de mejores servicios sanitarios en los mercados emergentes - Se prevé que para 2020 las primas de productos tipo reembolso se dupliquen...

Read the whole story