Los infraseguros de daños constituyen un desafío global y creciente, según el último estudio sigma de Swiss Re

Zúrich, 14 de septiembre de 2015

  • La brecha de protección global frente al riesgo de daños por catástrofes naturales ha crecido de forma constante durante los últimos 10 años, y el 70 % de las pérdidas económicas, USD 1,3 billones, estaban sin asegurar.
  • Los modelos de catástrofes estiman que las pérdidas globales sin asegurar por futuros desastres naturales serán de USD 153 000 millones al año.
  • De las pérdidas futuras, la mayor exposición a catástrofes naturales sin asegurar se centra en EE. UU., China y Japón.
  • En los mercados emergentes, entre el 80 % y el 100 % de las pérdidas proyectadas están sin asegurar.
  • En combinación con otros "riesgos de daños generales", la cifra global total de infraseguros de daños es de USD 221 000 en pérdidas esperadas.
  • Afrontar los infraseguros de daños requiere un esfuerzo coordinado y planteamientos innovadores por parte de los aseguradores, los gobiernos y otros actores.

Los infraseguros de riesgos de daños constituyen un desafío global según el último estudio sigma de Swiss Re, Infraseguros de riesgos de daños: cerrando la brecha. Gran parte de los infraseguros se deben a los riesgos de catástrofe natural, que han aumentado de manera constante durante los últimos 40 años. En la última década, la suma global acumulada de daños como resultado de desastres naturales fue de USD 1,8 billones, y aproximadamente el 30 % de estas pérdidas estaban aseguradas. En otras palabras, la carencia total de cobertura de seguros o brecha de protección1 fue de USD 1,3 billones. El estudio de sigma también revela una cifra significativa de infraseguros respecto a otros peligros aparte de los desastres naturales, y muchos de los mercados en rápida expansión están infraasegurados en proporción al tamaño de sus economías. En ellos, mientras una clase media en rápida expansión acumula riqueza, la adquisición de seguros sigue rezagada.

La brecha global de protección de daños contra el riesgo de catástrofes naturales ha crecido a paso firme durante los últimos 40 años, a pesar de que el pago de siniestros ha aumentado significativamente en este periodo. Con el desarrollo económico y la urbanización constante, especialmente en las regiones emergentes, el valor global de los inmuebles en riesgo ha superado al de la adquisición de seguros.

Modelando la brecha de protección global frente a catástrofes naturales

Como complemento a los datos históricos, las perdidas potenciales globales se estiman usando modelos para los tres riesgos principales de catástrofes naturales (terremotos, inundaciones y tormentas). Los sucesos de escasa probabilidad, como los grandes huracanes o terremotos, quizá no aparezcan en los datos históricos recientes, por lo que los modelos de pérdidas ofrecen una perspectiva más comprensiva. Por ejemplo, Florida lleva 10 años sin experimentar un huracán grave, pero sigue existiendo un riesgo elevado de daños debido a este fenómeno.

Los modelos muestran una brecha de protección anual proyectada de USD 153 000 millones, suponiendo un año de catástrofes de tipo medio. En términos absolutos, EE. UU., Japón y China acumulan más de la mitad de esa cifra, con una carencia de seguros combinada de USD 81 000 millones. En los mercados emergentes, una media de entre el 80 % y el 100 % de las pérdidas económicas no están aseguradas, lo que puede suponer un agotamiento significativo de los recursos en las economías más pequeñas y vulnerables.

«La mayor presencia de infraseguros se concentra en las tres economías más grandes del mundo», en palabras de Kurt Karl, Economista jefe de Swiss Re. «El riesgo de terremoto constituye la mayor parte de la brecha en EE. UU. y Japón. En ambos países existen áreas de concentración de valor inmobiliario, y una gran parte no está asegurado contra el riesgo de terremoto, a pesar de la relativamente alta frecuencia de estos fenómenos». En China, las principales amenazas son las inundaciones en grandes zonas industriales con una elevada concentración de población y de valor inmobiliario.

Infraseguros también frente a otros riesgos de daños

La propiedad está sujeta a otros riesgos además de las catástrofes naturales. Estos «riesgos de daños generales» incluyen los incendios, daños causados por el agua, robos, etc. Muchos países están infraasegurados respecto a estos riesgos en comparación con otras naciones con niveles de renta similares. Al emplear a los países mejor asegurados como referencia para una comparativa con los peor asegurados, el estudio descubre una importante brecha de protección adicional de USD 68 000 millones respecto a estos riesgos de daños generales. Entre los países más infraasegurados hay muchas economías que muestran alto crecimiento. En ellas, mientras una clase media en rápida expansión acumula una nueva y significativa riqueza, la adquisición de seguros sigue rezagada. Un incremento en el valor de los activos sin el consiguiente aumento en la contratación de seguros puede generar una situación aún más grave de infraseguros.

La estimación de infraseguros para los daños generales es conservadora, ya que implica una brecha de protección cero en los países mejor asegurados, lo que no sucede en la realidad. Además, existen muchos daños no asegurados a raíz de riesgos consolidados y otros de reciente aparición, como los ataques informáticos y el lucro cesante contingente.

La suma de la cifra de daños generales al modelo de catástrofes naturales sugiere una brecha global de protección de daños de USD 221 000 millones anuales. Ese es el nivel de siniestros esperados que podrían prefinanciarse mediante una comunidad de riesgo más amplia, en lugar de esperar a que provoquen adversidades financieras que deban sufrir familias, corporaciones y entes públicos particulares.

Cerrando la brecha de los infraseguros

Existen diferentes motivos para los infraseguros, incluidos factores como la percepción del riesgo, los conocimientos sobre los seguros, la asequibilidad, la confianza en la ayuda del gobierno después del desastre, la falta de confianza en los aseguradores, el acceso limitado y la facilidad para hacer negocios. La infravaloración de los activos debido a la falta de información y de conciencia sobre los riesgos es otro factor que contribuye a ello. Ciertos riesgos, como algunas catástrofes naturales, actos de terrorismo, problemas informáticos o problemas contingentes que causen pérdida de beneficios, pueden poner a prueba los límites de la asegurabilidad.

El desafío para el sector de los seguros es centrarse en las necesidades de aquellos que están totalmente sin asegurar o insuficientemente asegurados. Para cerrar la brecha de los infraseguros, es necesario que el sector siga desarrollando datos y herramientas de análisis para realizar un seguimiento del panorama en evolución de los nuevos riesgos y exposiciones, no solo en cuanto a catástrofes naturales, sino también otros difíciles de cuantificar, como el terrorismo, las amenazas cibernéticas y los riesgos de la cadena de suministros. Es necesario innovar más en cuanto a productos, procesos y distribución para llegar a clientes y riesgos previamente no asegurados.

Los aseguradores no pueden actuar en solitario. Necesitan marcos reguladores favorables, información sobre riesgos y, en casos específicos como el terrorismo o las zonas de alto riesgo de inundación, implicación por parte del gobierno para ampliar su capacidad de cobertura. La solución para los infraseguros de daños requiere un esfuerzo coordinado y planteamientos innovadores por parte del sector público y el privado.


1 La brecha de protección es la diferencia entre el importe asegurado y las pérdidas totales.


Nota a los redactores
Swiss Re

El Grupo Swiss Re es un proveedor líder de reaseguros, seguros y otras formas de transferencia de riesgos basadas en los seguros. El negocio del Grupo tiene lugar tanto de forma directa como también a través de corredores y su base de clientes global incluye aseguradoras, empresas de tamaño medio a grande y clientes del sector público. Swiss Re ofrece desde productos estándar hasta coberturas a la medida en todos los ramos del negocio y despliega la fortaleza de su capital, sus conocimientos especializados y sus innovaciones para contribuir a que sea posible asumir los riesgos, algo de lo que dependen las empresas y el progreso de la sociedad en general. Fundada en Zúrich, Suiza, en 1863, Swiss Re sirve a sus clientes a través de una red de aproximadamente 70 oficinas en todo el mundo y ha recibido la calificación "AA-" de Standard & Poor's, " Aa3" de Moody's y "A+" de A.M. Best. Las acciones nominativas del Grupo Swiss Re que posee la sociedad tenedora, Swiss Re Ltd, se cotizan en la bolsa suiza SIX de acuerdo con el Main Standard y se negocian bajo el símbolo SREN. Si desea más información sobre el Grupo Swiss Re, visite www.swissre.com o síganos en Twitter @SwissRe.

Cómo solicitar el envío del estudio sigma:
Las versiones en inglés, alemán, francés y español del estudio sigma N.° 5/2015, “Infraseguros de riesgos de daños: cerrando la brecha” están disponibles electrónicamente en el servidor de Swiss Re: www.swissre.com/sigma. Las versiones en chino y japonés se publicarán próximamente.

También está disponible la edición impresa del sigma N.° 5/2015 en inglés, francés, alemán y español. Las versiones impresas en chino y japonés estarán disponibles próximamente. Envíe sus pedidos, indicando su dirección postal completa, a: sigma@swissre.com

Cómo obtener una copia de esta nota de prensa acerca del sigma :
Las versiones en inglés, francés, alemán, español y portugués de esta nota de prensa acerca del sigma están disponibles electrónicamente en el servidor de Swiss Re:
www.swissre.com




Tendencias del seguro de responsabilidad...

Octubre de 2012 - El seguro contra daños sigue siendo una categoría en desarrollo en Latinoamérica, una que no se entiende bien y de la que tampoco se habla mucho. En un intento por arrojar ciertas luces...

Read the whole story

Mantenerse a flote – El riesgo...

"Mi negocio se inundó cinco veces. En 2012, yo estaba en el local cuando el agua entró. Me paré sobre una mesa, con la caja registradora en la mano y la mirada en la mercancía que flotaba por todo el...

Read the whole story